Congreso para la paz Scholas en Jerusalén

0
768

Iniciativa conjunta de la Universidad Hebrea
En la Universidad Hebrea de Jerusalén tuvo lugar el inicio del Congreso Interreligioso organizado por la organización pontificia de Educación para la Paz Scholas Occurrentes y el Instituto Truman.
La ceremonia de apertura contó con la presencia de 75 jóvenes de Israel, Autoridad Palestina y otros estudiantes que ya realizaron la experiencia de Scholas y viajaron desde España, México, Argentina, Kenia, Burundi, Congo y Brasil. Asimismo asistieron 70 académicos de 41 universidades de África, Latinoamérica, Europa, América del Norte y Asia. También estaban presentes otras autoridades Vaticanas, el Decano del cuerpo diplomático y ocho embajadores de diversos países en Israel.
La apertura estuvo a cargo de Hanna, una estudiante de México que participó hace pocos meses del programa Scholas Ciudadanía en su país: “Hace cinco meses viví la experiencia de Scholas Ciudadanía y vine a Jerusalén pensando que sabía lo que me encontraría. Pero llegué y me encontré nuevamente con algo inesperado. Estoy tranquila porque este caos es necesario para salir de nuestra zona de confort y de seguridad, es el espacio abierto para una nueva creación. El miedo nos llevará a quedarnos con lo conocido. Los invito a romper esquemas, pensar diferente y mejorar el mundo”.
El Prof. Menahem Ben Sasson, presidente de la Universidad Hebrea de Jerusalén, expresó: “Tomen el ejemplo de Scholas, para adaptarlo, traducirlo y que sea un ejemplo para el mundo. Esta es la lección que estudiamos desde el primer día que empezamos nuestro romance con Scholas y este es el gesto de esta conferencia. De Jerusalén vendrá el mensaje para el mundo”.
Por su parte José María del Corral, presidente mundial de Scholas Occurrentes, agradeció a las autoridades de la Universidad Hebrea de Jerusalén y del Instituto Truman y agregó: “Los chicos, como dice el Papa Francisco, nos permiten salir de nuestras propias seguridades para abrirnos al presente, y para nosotros es una enorme alegría que ustedes, académicos del mundo, en estos días se encuentren no sólo entre ustedes sino que puedan escuchar, sentir, oír a los jóvenes de nueve países que vienen a acompañar, a encontrarse. Creemos que la educación es encuentro, que hay que ponerle a la ciencia, como dice el Papa no sólo la mente sino también el corazón y las manos. Por eso celebro anticipadamente el olivo del jueves, el abrazo del Papa en esta tierra y lo que ustedes pueden aportar para cambiar el mundo”.

Dejar respuesta