Compensarán a empleados de reactores nucleares con cáncer

0
971
Reactor Nuclear en Dimona

La Comisión de Energía Atómica de Israel, que está sujeta a la Oficina del Primer Ministro, anunció que había llegado a un compromiso para compensar a los empleados y jubilados de los reactores nucleares.

Los empleados en cuestión presentaron demandas después de contraer cáncer. Los 78 millones de shékels de compensación acordados se distribuirán entre los demandantes en función de sus circunstancias personales, la cantidad de radiación a la que fueron expuestos, su edad y las características de su enfermedad específica.

El portavoz de la Comisión de Energía Atómica manifestó que el Estado y los demandantes habían alcanzado el compromiso tras un procedimiento de mediación presidido por la juez Ret. Esther Dudkiewicz.

“Este compromiso único fue posible gracias al esquema establecido por el Comité Rivlin, encabezado por Eliezer Rivlin, (Ret.) Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, quien investigó la cuestión de la morbilidad entre los empleados de los reactores nucleares de Israel”, según el anuncio.

Nombrado por la Ex. ministro de Justicia Tzipi Livni en 2013, el Comité Rivlin concluyó que en la mayoría de los casos no se encontró exceso de morbilidad entre los empleados de los reactores nucleares en comparación con la correspondiente población de personas que no trabajaban en el reactor. Sin embargo, decidieron comprometerse compensando a los trabajadores, en lugar de llevar a cabo acciones de daños prolongados en los tribunales, con los reclamantes aportando pruebas sobre su rutina de trabajo y su exposición a materiales peligrosos.

A pesar de la revisión médica, en vista de su contribución especial a la investigación y al desarrollo nuclear, un compromiso fue formulado y endosado por el gobierno.

También se decidió establecer un comité permanente, el Comité Zohar, encabezado por el juez (ret.) Shmuel Berliner, que considerará la futura elegibilidad para la compensación de los empleados en los reactores nucleares.

Dejar respuesta