Comienza la evacuación de rebeldes sirios de la frontera con Israel hacia el norte de Siria

0
386
Vista de Quneitra desde el Monte Bental en los Altos del Golán Foto: Krokodyl Wikimedia CC BY-SA 3.0

Al menos 20 autobuses entraron en la localidad de Um Batna, situada en la provincia de Al Quneitra, en el sur de Siria, para comenzar la evacuación de civiles y combatientes hacia el norte del país, tras un pacto alcanzado por el Gobierno y los insurgentes de la localidad.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, veinte autobuses ingresaron en la localidad para trasladar a quienes han rechazado normalizar su situación con las autoridades tras el acuerdo de capitulación alcanzado entre las fuerzas leales al presidente sirio Bashar al Assad y las facciones rebeldes.

Por su parte, la agencia de noticias estatal, SANA, aseguró que comenzaron los procedimientos “para sacar a los terroristas de la localidad de Um Batna hacia el norte de Siria”.

El acuerdo fue auspiciado por Rusia, aliada de las autoridades sirias, y se rubricó coincidiendo con un ambiente de calma tras varios días de continuos bombardeos lanzados por las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, y sus aliados, en la región.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos explicó que el acuerdo mediado por Rusia incluye la reconciliación con todas las localidades de la provincia, excepto con aquellas que están controladas por el Organismo de Liberación de Levante, la alianza de la ex filial siria del grupo terrorista Al Qaeda.

El acuerdo estipula la salida de todos los combatientes, sus familiares y aquellos civiles que rechazan el pacto hacia el norte de Siria, así como la entrega de las armas pesadas y medianas por los opositores.

Según la ONG, la capitulación incluye la entrada de la policía militar rusa a las localidades de Al Quneitra, resolver la situación de los civiles que no realizaron el servicio militar y el regreso de los desplazados que huyeron de los bombardeos a sus hogares.

Según la agencia estatal de noticias, SANA, también establece el regreso del Ejército sirio a los “puestos” que controlaba antes del 2011. EFE

Dejar respuesta