Cóctel de fármacos simple reduce la recaída de cáncer post-cirugía

0
1464
Foto Wikipedia

Luego de la cirugía para eliminar tumores cancerosos y tumores en crecimiento, la práctica médica convencional se ha abstenido de cualquier intervención adicional durante un período de varias semanas antes y después de la cirugía. Eso significa que no hay quimioterapia, radiación o terapia inmunológica.

La mayoría de las muertes relacionadas con el cáncer son en realidad el resultado de la “recurrencia metastásica posquirúrgica”, en la que las células del principal tumor canceroso que presumiblemente se eliminó viajan a otras partes del cuerpo donde, sin ser detectadas, pueden proliferar en nuevos crecimientos incontrolados y ser finalmente mortales.

Investigadores israelíes encontraron que, en lugar de no hacer nada en torno a la cirugía de cáncer, si se aplica un régimen de medicamentos específicos que consisten en un bloqueador beta y un anti-inflamatorio, podrían reducir el riesgo de recurrencia del cáncer. El cóctel de drogas barato recomendado se considera seguro y consiste en Deralin (utilizado para reducir la presión arterial y la ansiedad) y Etopan (que reduce la inflamación).

El Prof. Shamgar Ben-Eliyahu de la Escuela de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Tel Aviv y la Escuela de Neurociencia Sagol dice que sus colegas se sorprendieron por los resultados.

“Incluso dentro del establecimiento médico, nos encontramos con algunos niveles de incredulidad y antagonismo”, explica. “Pero después de realizar amplios estudios en modelos animales de cáncer, y revisar la literatura médica, llegamos a la firme conclusión de que tal vez este es el período más importante en la prevención de la recurrencia del cáncer”.

Para el estudio, 38 pacientes con cáncer de mama en tres centros médicos israelíes recibieron Deralin y Etopan cinco días antes de sus cirugías, el día de sus cirugías y cinco días después de sus cirugías. Se analizaron muestras de sangre y de tejido tumoral.

“Encontramos que los fármacos eran muy eficientes en la reducción de biomarcadores de procesos metastásicos”, dice Ben-Eliyahu. “Por ejemplo, encontramos que el tratamiento farmacológico invierte el proceso por el que las células tumorales pasan a deslizarse fuera del tumor primario y entrar en otro órgano”.

El equipo de investigación ha encontrado resultados similares con pacientes con cáncer colorrectal. El estudio actual apareció en la revista Clinical Cancer Research. Ben-Eliyahu colaboró con el Prof. Steven Cole de UCLA; Dr. Oded Zmora del Centro Médico Sheba, Tel Hashomer; Dr. Eran Sharon del Centro Médico Rabin, Petah Tikva; y el Dr. Tanir Allweis del Centro Médico Kaplan, Rehovot.

El siguiente paso será un ensayo clínico a más largo plazo. “Los resultados positivos deben validar este tratamiento y llevar a su disponibilidad para la mayoría de los pacientes de cáncer”, cree Ben-Eliyahu.

 

Fuente: Israel21

Dejar respuesta