Científico israelí de la Universidad de Tel Aviv, desarrolla un “cerebro en un chip”

1
737
Foto Wikipedia

El científico israelí, Ben Meir Maoz, construyó un “cerebro en un chip”, que facilitará investigar en el cerebro humano niveles de detalle y precisión antes imposibles. Los órganos en los chips han existido por más de una década y han dado lugar a varios avances científicos, explica, el investigador del Departamento de Ingeniería de la Universidad Biomédica de Tel Aviv, lo especial de este desarrollo es su capacidad para estudiar un sistema complejo como el cerebro, descomponerlo en subunidades y aún preservar los enlaces entre estas subunidades como si fueran una unidad.

El fenómeno de las enfermedades neurodegenerativas es casi inexistente en otros animales, lo que hace muy difícil el uso de animales y por razones éticas no pueden ser estudiados en seres humanos vivos, este sistema permitirá realizar experimentos con un modelo humano real que no sea realmente humano y evitará sacrificar animales.

El nuevo sistema se enfoca en el cerebro y su conexión con los vasos sanguíneos que le suministran oxígeno, nutrientes y químicos, a causa de la sensibilidad del tejido cerebral en su unión con los vasos sanguíneos que regula las sustancias que van desde el torrente sanguíneo al cerebro y viceversa (barrera hematoencefálica). El investigador explica que es muy difícil de entender esta interacción dado que los científicos no pueden trabajar con un cerebro humano vivo. Este sistema fue construido para simular las interacciones del cerebro humano que se asemejan a la barrera hematoencefálica.

El investigador explica que es muy difícil entender la interacción entre los vasos sanguíneos y las células nerviosas en el nivel celular, ya que no se puede trabajar con un cerebro humano vivo, y las células cultivadas no reflejan cómo se genera esta interacción.

Este modelo podría reemplazar a los animales en el laboratorio y ofrecer a los investigadores una visión sin precedentes de la influencia de diversos productos químicos en el cerebro humano y el desarrollo biológico de diversas enfermedades únicas para los humanos.

La siguiente etapa, dice Maoz, es construir órganos de chip humanos adicionales, como el hígado o el sistema inmune, y conectarlos al sistema cerebral para construir un modelo completo del cuerpo humano en chips.

1 Comentario

Dejar respuesta