Cannabis para uso médico, innovaciones israelíes en período de prueba

0
465

Recientemente se ha descubierto que una serie de enfermedades, que han estado sumidas en el misterio médico desde hace años, pueden ser tratadas con sustancias cannabinoides extraídas de la marihuana, Cannabis sativa.

Este descubrimiento, escandaloso para algunos, es algo habitual en la ciencia farmacéutica, en la que históricamente se van descubriendo nuevas aplicaciones para productos usados tradicionalmente en ciertas culturas.

La eficacia del Cannabis se ha probado en el tratamiento de enfermedades como el autismo, el desorden de déficit de atención con hiperactividad, la enfermedad de Crohn, la psoriasis, la anorexia y el desorden del sueño. También es conocido su uso en la atenuación de los efectos de la quimioterapia en los tratamientos contra el cáncer, al disminuir las nauseas e incrementar la calidad de vida de los pacientes. Nuevos estudios prevén su utilización en el tratamiento de muchas otras enfermedades.

Aun cuando, generalmente, los cannabinoides se han consumido por motivos recreativos mediante la inhalación de los vapores y el humo emanados por la planta al arder, la industria farmacéutica busca optimizar y estandarizar las dosis y administración por vías orales y dérmicas, por ejemplo, para adecuarse a los tratamientos médicos.

Recientemente dos compañías israelíes especializadas en el uso de Cannabis médico se han asociado para el desarrollo y la validación de productos relacionados.

Yom Chai y Kaneh-B han unido sus esfuerzos, en conjunto con científicos de EE UU y profesionales médicos, en la fabricación de productos de alta calidad y óptimo rango de disponibilidad para los pacientes en todo el mundo.

Kaneh-B tiene 15 años de experiencia en el uso de productos de origen natural, y sus productos con compuestos cannabinoides naturales, como el cannabidol, CBD, ya han sido utilizados en medicina. La compañía produce una línea de medicamentos de este tipo, innovadores en su formulación y administración, entre los cuales ya algunos han sido aprobados por autoridades europeas y están en la etapa de cierre de contratos para su distribución.

Dejar respuesta