Campo Sionista dio a conocer nueva plataforma anti-corrupción

0
698
Avi Gabbay - Foto Facebook

La alianza Campo Sionista (Avodá y Hatnuá) dio a conocer una nueva plataforma anticorrupción, provocando una airada respuesta del gobernante partido Likud, que acusó al presidente Avi Gabbay de no eliminar la corrupción dentro de las filas de su partido.
La plataforma de Campo Sionista se compromete a limitar los términos de los primeros ministros, endurecer las condenas de corrupción y avanzar en las reformas para agilizar las investigaciones policiales en casos de corrupción e incumplimiento de funciones.
La plataforma plantea que si Campo Sionista es electo, aprobaría una ley que obligaría a los servidores públicos, incluidos los primeros ministros, a renunciar si son acusados. En la actualidad, los funcionarios públicos pueden permanecer en el cargo a menos que sean condenados por delitos que implican bajeza moral.
El partido también se comprometió a revertir el llamado proyecto de ley sobre recomendaciones policiales y las designaciones políticas propuestas por la coalición gobernante, y prometió que salvaguardaría el papel de los tribunales, la policía y el ombudsman de Israel. También dijo que aumentará los requisitos de transparencia y protegerá a los denunciantes, entre otras medidas.
La propuesta del partido de la oposición llega mientras el primer ministro Biniamín Netanyahu está siendo investigado en dos investigaciones de corrupción separadas, mientras que el presidente de la coalición Likud, David Bitan, es investigado en un caso por sospechas de soborno y abuso de confianza.
También se produce mientras el gobierno impulsa la legislación para evitar que la policía entregue sus recomendaciones a los fiscales sobre la base de evidencia para las acusaciones en casos de alto perfil. Dos protestas contra la corrupción en Tel Aviv en las últimas dos semanas han atraído a miles de manifestantes.  El opositor partido Yesh Atid, que también está maniobrando para reemplazar al Likud de Netanyahu en las próximas elecciones, ha publicado previamente su propio plan anticorrupción.
El partido Likud respondió rápidamente: “Antes de que Avi Gabbay presente un plan para reducir la corrupción en Israel, primero debe publicitar un plan para reducir la corrupción dentro de su propio partido”, dijo el partido en un comunicado.
La declaración del Likud condenó el “silencio” de Herzog durante la investigación sobre las donaciones de las primarias del ex líder laborista Ehud Barak en 2002-2006 (el caso se cerró sin cargos). También pidió a Gabbay, que ex director de telecomunicaciones de Bezeq, “que ofrezca explicaciones sobre los cinco días de arresto domiciliario bajo los cuales fue investigado personalmente en el caso Bezeq”.
Gabbay, junto con varios otros funcionarios de Bezeq, fueron interrogados bajo cautela por la policía en 2005 y enviados a arresto domiciliario en un caso relacionado con la presunta compra de los documentos internos de un competidor. No se presentaron cargos.

Dejar respuesta