Caminos del Éxito

0
844

Isaac Lupa

Comentaré sobre un libro que me recomendaron leer, desde la introducción me di cuenta que es un libro diferente y que se puede aprender mucho de su contenido. Empezaré por dar una introducción, además de enseñar porque este libro, es interesante, diferente y actual. Fue escrito hace 2500 años, por un general chino Sun Tzu que vivió alrededor del siglo V AC.

Conforme iba leyendo me di cuenta que las frases del estratega chino muestran una capacidad de síntesis, de las situaciones, sin caer en menosprecio de ningún detalle.

La colección de ensayos sobre el arte de la guerra atribuida a Sun Tzu es el tratado más antiguo que se conoce sobre el tema, a pesar de su antigüedad los consejos de Sun Tzu se siguen manteniendo vigentes

Se puede encontrar en el libro el arte de competir, en todos los aspectos de nuestra vida diaria, y está en la biblioteca de muchos grandes líderes y empresarios del mundo.

Dicen entendidos que nadie escapa a este arte, además de enseñar que muchas formas del éxito llegan del engaño al enemigo o al competidor, tema que el autor usa mucho en su libro.

“Los japoneses adoptaron rápidamente estas enseñanzas y, posiblemente, añadieron algunas de su propia cosecha. Hay constancia de que el principal libro japonés sobre el tema, “El libro de los Cinco Anillos”, está influido por la filosofía de Sun Tzu, ya que su autor, Miyamoto Mushashi, estudió el tratado de “El Arte de la Guerra” durante su formación como Samurai”

La obra de Sun Tzu llegó por primera vez a Europa en el periodo anterior a la Revolución Francesa, en forma de una breve traducción realizada por el sacerdote jesuita J. J. M. Amiot.

En una de las traducciones al español, en el prefacio se puede leer lo siguiente: “El Arte de la Guerra es el mejor libro de estrategia de todos los tiempos, inspiró a Napoleón, Maquiavelo, Mao Tse Tung y muchas más figuras históricas. Es uno de los más importantes textos clásicos chinos, en el que, a pesar del tiempo transcurrido, ninguna de sus máximas ha quedado anticuada, ni hay un solo consejo que hoy no sea útil. Por lo tanto, no es un libro sobre guerra es una obra para comprender las raíces de un conflicto y buscar la solución” “La mejor victoria es vencer sin combatir” “esa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante”

En las diversas traducciones que se han hecho desde entonces, se nombra ocasionalmente al autor como Sun Wu o Sun Tzu. Después de leerlo por segunda vez, comencé a seleccionar párrafos de mi interés, los cuales presentare tratando de analizarlos y actualizarlos.

El núcleo de la filosofía de Sun Tzu sobre la guerra descansa en estos dos principios:

Prudencia e ignorancia, tomando en cuenta que todo se basa en el engaño.

Prudencia e ignorancia de los problemas y no adentrarse en ellos es un problema que ha existido siempre, no siempre un político o una dirigente tiende a conocer a fondo problemas que están a su alrededor y se tienen que resolver.

El libro habla sobre las tácticas de la guerra,  el engaño al enemigo para que no sepa por donde le van a salir las balas, pero en la vida diaria, en la política el engaño siempre está por delante, cuantas veces  los padres no les decimos a nuestros hijos toda  la verdad como debiera ser, es un engaño en ocasiones bondadoso, en la política los políticos siempre guardan alguna  verdad o tratan de engañar al otro, y eso sin hablar de que en el mundo existen políticos  corruptos que se pasan la vida engañando, no pongo nombres ni acusaciones a quien le quede el saco que se lo ponga.

Un engaño muy grande son los túneles que construyen bajo tierra de Gaza a Israel, ahora lo nuevo los globos que vuelan al cielo, pero traen explosivos, y queman tierras laboradas Israel es otro engaño.

Los que han leído el libro se dan fácilmente cuenta de que la filosofía del arte de la guerra, ya no es únicamente guerra, ahora se aplica a negocios, deportes, diplomacia, al comportamiento patronal y personal, tomando en cuenta que el libro se escribió hace 25 siglos, las reglas se aplican actualmente.

“Cuando la decisión llega y los dirigentes deciden embarcarse, en una operación militar, tiene que tomar en cuenta que eso va a ocasionar un gran esfuerzo para el pueblo, ya que en ocasiones la guerra puede durar muchos años, aunque la victoria se obtiene en un día.  Por lo tanto, es necesario conocer la situación del enemigo, sus fallas técnicas y humanas, tener presente cual será la situación del triunfo esperado, son cosas importantes que tienen que tomar en cuenta un buen jefe militar y sus consejeros.

En se párrafo del libro, si lo volvemos a leer, se aprecia, que en el fondo está retratando o documentando la situación de Israel, recordemos que hace poco se cumplieron 70 años desde la Independencia, ¿me pregunto ya se realizó? Ya que, en realidad, llevamos 70 años de guerras de facto la guerra de Independencia no ha terminado. En Israel cada vez se le da nombre diferente a la guerra o a las batallas, pero en realidad es la misma que continua ya sea en el norte o en el sur, y siempre es donde el enemigo lo quiere, donde el enemigo lo escoge.

“Dice Sun Tzu: la guerra es de vital importancia para el Estado, es el dominio de la vida o de la muerte, es el camino hacia la supervivencia o la perdida del Imperio es forzoso mantenerla bien. “No reflexionar seriamente sobre todo lo que le concierne es dar prueba de una culpable indiferencia en lo que respecta a la conservación o perdida de lo que nos es mas querido y esto no debe ocurrir entre nosotros”

Palabras muy sabias de Sun Tzu efectivamente la guerra es el camino a la supervivencia, o la pérdida del Estado de Israel, pero la guerra    es para la supervivencia del pueblo, no es para la satisfacción de algunos generales o dirigentes, que en ocasiones así lo parece.

Continua en otro párrafo “La doctrina significa aquello que hace que el pueblo este en armonía con su gobernante, de modo que lo siga adonde sea, sin temer por su vida, ni correr cualquier peligro”.

Pero si el gobernante o general decide salir a la guerra tiene que tomar en cuenta el tiempo a que Sun Tzu lo relaciona con Ying y Yang, o sea noche y día, frio o calor, días despejados, días lluviosos, en general el cambio de estaciones, si el campo es abierto o lugares estrechos, estas observaciones del Ying y Yang son importantes para la supervivencia.

Nos parece que Sun Tzu está viviendo en nuestra época en Israel, ya que en este país hace mucho tiempo que el pueblo no está en armonía con su gobernante, y no se puede decir que lo siga ciegamente donde este diga, sin temer por su vida, creo que ahora se ha perdido el balance entre el Ying y el Yang.

Según Sun Tzu es muy importante poder usar al enemigo, de esta forma se vuelve uno mas poderoso, y en un momento será más fácil derrotarlo.

“Por lo tanto sabemos que el que esta a la cabeza del ejercito esta a cargo de la vida de los habitantes y de la seguridad de la nación.”

“La peor táctica es atacar a una ciudad. Asediar acorralar a una ciudad solo se lleva a cabo como ultimo recurso. Por lo tanto, un verdadero maestro de las artes marciales vence a fuerzas enemigas sin batalla, conquista otras ciudades sin asediarlas, destruye ejércitos en poco tiempo.”

El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin luchar.

No soy experto militar, pero si me baso a la teoría de Sun Tzu parece que nos ha acompañado a las guerras contra las franjas de Gaza, los triunfos son dudosos, se ha asediado la ciudad, pero nunca se conquistó, el ejercito enemigo no se declaró vencido, el ejército israelí se retiró, los misiles siguen llegando a Israel.

Me pregunto quién gano las guerras, los soldados de Israel que murieron fueron vidas que se fueron sin que su muerte haya traído algún beneficio.

Dice Sun Tzu: “Gobernar sobre muchas personas como si fueran poco es una cuestión de dividirlas en grupos o sectores: eso es organización”.

Esto es la coalición en el gobierno de Israel, muchos grupos que cada quien recibe su dulce que lo reparte entre su gente, como los niños pequeños y de esa forma está contento, aunque no siempre beneficie al país

“Luchar con otros cara a cara, para conseguir ventajas es lo más arduo del mundo”

Hemos llegado a los últimos capítulos del libro, nos encontramos con unos consejos que pueden servir tanto a un general como a un gerente de cualquier empresa así escribe Sun Tzu

“Algunos terrenos son fáciles, otros difíciles, algunos neutros, otros estrechos, accidentados o abiertos”

“Cuando el terreno sea accesible, sé el primero en establecer tu posición, eligiendo las alturas soleadas; una posición que sea adecuada para transportar los suministros; así tendrás ventaja cuando libres la batalla”.

Cada general o gerente tiene que ver bien el terreno sobre el que va a actuar.

“Como norma general, para poder vencer al enemigo, todo el mando militar debe tener una sola intención y todas las fuerzas militares deben cooperar. Cuando los generales son débiles y carecen de autoridad, cuando las órdenes no son claras, cuando oficiales y soldados no tienen solidez y las formaciones son anárquicas, se produce revuelta”

Por lo tanto, los que conocen las artes marciales no pierden el tiempo cuando efectúan sus movimientos, ni se agotan cuando atacan. Debido a esto se dice que cuando te conoces a ti mismo y conoces a los demás, la victoria no es un peligro; cuando conoces el cielo y la tierra, la victoria es inagotable.

Es un libro del cual de sus exposiciones se pueden seguir sacando   afirmaciones que se adaptan hoy después de 2500 años.   para terminar, recordemos que Sun Tzu menciona en varias ocasiones que parte de las estrategias tanto militares como comerciales, parte de un engaño, al enemigo y en ocasiones a los soldados, veamos un párrafo que habla sobre el tema.

Dice un Gran Hombre: “El principal engaño que se valora en las operaciones militares no se dirige sólo a los enemigos, sino que empieza por las propias tropas, para hacer que le sigan a uno sin saber adónde van.” Cuando un general fija una meta a sus tropas, es como el que sube a un lugar elevado y después retira la escalera. Cuando un general se adentra en el interior del territorio enemigo, está poniendo a prueba todo su potencial. Ha hecho quemar las naves a sus tropas y destruir sus casas; así las conduce como un rebaño y todos ignoran hacia dónde se encaminan

Me pregunto ¿Dónde estamos en Israel después de estos 70 años estamos en lo alto del cerro y se quito la escalera y los dirigentes no saben cómo bajarse?

Sun Tzu escribió el arte de la guerra como un libro de práctica militar, pues él era general y la guerra era su vida y su quehacer diario. Pero, más allá de la práctica militar, lo pensó como un tratado que enseñara la estrategia suprema de aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los momentos de confrontación. Desde luego, las empresas no se enfrentan de forma directa en un campo de batalla como el que pisaba Sun Tzu, pero la dinámica competitiva empresarial lleva a que, en innumerables situaciones, las organizaciones se vean enfrascadas en un duelo a muerte del que solo puede salir vivo el vencedor.

 

 

Dejar respuesta