Cada vez menos israelíes separan la basura para reciclar

0
900

“No hay una sola ciudad donde el proyecto haya tenido éxito”
El número de hogares que separa la basura para su reciclado cayó el año pasado un 17 por ciento, después de que varios municipios abandonaran el proyecto, dijo el Ministerio de Protección Ambiental. Esta tendencia es probable que se intensifique ya que otras ciudades están dejando esta iniciativa, incluyendo Modi’in-Maccabim-Reut.
“Me veo obligado a admitir tristemente que no hay una sola gran ciudad donde el proyecto haya tenido éxito”, manifestó Guy Samet, subdirector general del ministerio. “En los edificios de apartamentos es más difícil lograr una separación de residuos de buena calidad y las autoridades tienen dificultades para operar el sistema”.
Según datos del ministerio, en diciembre de 2016 unos 390.000 hogares estaban usando las cajas especiales para residuos orgánicos, en comparación con más de 470.000 hogares en noviembre de 2015. Fuentes del Ministerio creen que la mayor parte de la disminución proviene de aquellos que abandonan el proyecto después de informar que la separación de residuos no produjo la cantidad de residuos esperados.
Asimismo, manifestaron que el proyecto ha logrado una mayor estabilidad y éxito en las ciudades pequeñas y en los consejos urbanos locales como los de Emek Hefer y la Alta Galilea, aparentemente porque la educación y la publicidad sobre el tema ha sido más eficaz.
Durante los últimos cuatro años, han estado llevando a cabo un proyecto para fomentar la separación de los desechos mediante el uso de basura separada para los desechos orgánicos, en su mayoría restos de comida. Este residuo está destinado a ser llevado a instalaciones que lo convierten en energía y fertilizantes. La actividad está siendo financiada por una subida de la tasa sobre los residuos introducidos en vertederos, cuyo producto se deposita en un fondo especial para fomentar el reciclaje.

Proyecto detenido en cuatro ciudades
Durante el año pasado, el proyecto de separación de residuos se detuvo en Ashdod, Hadera, Arad y Ofakim. No sólo fue decepcionante la cantidad de residuos separados, sino que las ciudades se quejaron de que no había suficientes instalaciones para aceptar los residuos separados. Recientemente Haim Bibas, intendente de Modi’in-Maccabim-Reut, dijo a los periódicos locales que planeaba detener el proyecto en su ciudad. Bibas es el presidente de la Unión de Autoridades Locales en Israel, y sin su cooperación será muy difícil mantener el proyecto en marcha.
La oficina del portavoz de Modi’in-Maccabim-Reut dijo: “El estado estableció un fondo dedicado para desarrollar soluciones de reciclaje a partir del dinero que obtuvo de los propios residentes. Los residentes reciclaron y separaron los residuos húmedos y secos de sus hogares, pero estos desechos fueron arrojados a un sitio junto con desechos regulares no separados. Esto está sucediendo no sólo en Modi’in-Maccabim-Reut, sino en todo el país – y la Unión de Autoridades Locales no estará de acuerdo con esto.
“Es inconcebible que se aumenten las tarifas de los residuos enterrados, mientras que no existe una solución clara, consistente y económica para las autoridades locales”, continuó el municipio. “No continuaremos apoyando esta conducta inaceptable”.
Según el municipio, más del 22 por ciento de los desechos en su jurisdicción fueron enviados al reciclaje el año pasado, y alrededor de la mitad proviene de ramas y follaje recortados. Alrededor del 30 por ciento de los residuos reciclados en la ciudad eran papel y cartón. Sólo una décima parte de los residuos reciclados procedían de la separación en la fuente, y una décima parte de los mismos eran botellas de plástico y textiles.
“Separar los residuos orgánicos es un proceso que toma tiempo”, dijo Samet. “No vamos a obligar a las ciudades a continuar, pero vamos a apoyar a los que lo hacen. Trabajaremos para fomentar la separación de residuos orgánicos en los mercados al aire libre, hoteles y restaurantes, donde es más fácil separar los residuos. También estamos avanzando en la construcción de una gran instalación cerca de Rishon Letzion que puede absorber grandes cantidades de residuos orgánicos”.
El ministerio tendrá 380 millones de shekels ($ 106.3 millones) disponibles durante los próximos cinco años para compensar a las autoridades locales por cada tonelada de desechos reciclados de un tipo no reciclado antes, incluyendo los residuos orgánicos separados.También han decidido aumentar la colocación de los recipientes de reciclaje de naranja para los residuos de envases domésticos. El plan es colocar una papelera de reciclaje para envases o residuos orgánicos junto a cada recipiente de basura regular. El objetivo de las autoridades para los próximos tres años es disponer de contenedores de naranjas accesibles al 80 por ciento de los hogares israelíes.

Dejar respuesta