Bernard Lewis, el erudito judío del Oriente Medio, murió a los 101 años

0
886
Bernard Lewis Foto: Nataev Wikimedia CC BY-SA 4.0

El célebre historiador judío y experto en Oriente Medio, Bernard Lewis murió a la edad de 101 años, en el municipio de Voorhees, Nueva Jersey, Estados Unidos.

Lewis escribió más de una treintena de libros y cientos de artículos. Se había especializado en el surgimiento del radicalismo islámico y las relaciones de los países islámicos con Occidente.

Su extenso trabajo académico ha influenciado en gran medida la percepción de Occidente sobre el Medio Oriente. Mientras que sus críticos argumentan que sus puntos de vista tienden a justificar la intervención occidental.

Lewis nació en Londres, el 31 de mayo de 1916, en el seno de una familia judía de clase media.

Ya en su infancia, Lewis había mostrado gran interés por los idiomas y la historia, y tras su bar mitzvah continuó con sus estudios hebraicos. Para entonces ya había aprendido latín y francés, y entendía italiano gracias al amor de su padre por la ópera.

Más tarde, estudió en la Facultad de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, y completó su doctorado, en 1939, cuando tenía solo 23 años.

Su vida dedicada a la investigación y al estudio le llevó a desarrollar la teoría de que la fricción y la competencia entre mundo islámico y Occidente eran inevitables, dado el auge de los movimientos extremistas en el Islam.

En este sentido, acuñó el término “choque de civilizaciones”, dos años antes de que lo hiciera popular el politólogo estadounidense Samuel Huntington.

Lewis también argumentó que la fuente de los problemas del Oriente Medio es esencialmente interna, y no necesariamente deriva del colonialismo y las intervenciones extranjeras. Elogió al Islam como una religión maravillosa, pero afirmó que ha sido “secuestrada” por la ira y la intolerancia.

Los argumentos de Lewis no solo despertaron admiración sino también oposición, a lo largo de los años. En 2012, manifestó que “para algunos, soy un gran genio. Para otros, soy el diablo encarnado”.

Dejar respuesta