Arranca la huelga de autobuses con el primer día de clases

0
182

Los conductores de Superbus y Egged Ta’avura irán a huelga el domingo, en Natania, Afula, Tiberias y varias líneas de autobuses en Jerusalén, el primer día del año escolar.

Esta huelga es en protesta por la falta de cumplimiento del Ministerio de Finanzas del acuerdo firmado entre las partes acerca del aumento de salarios, control de la discriminación y malas condiciones de trabajo en las compañías públicas de transporte de autobuses.

Según el acuerdo, se suponía que los salarios de los conductores aumentarían a 43 shekels la hora, a principios de agosto. Sin embargo, el reclamo de los conductores no se realizó dado que el Ministerio de Finanzas no transfirió los fondos adicionales necesarios.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de Egged, afirma que la antigüedad de los conductores no es contemplada, un empleado nuevo se equipara a alguien que ha trabajado por veinte años en el servicio. Manifiesta que el Estado no tiene en cuenta a los conductores de autobuses, ni a la seguridad a la que se ven expuesto día a día.

El presidente del sindicato de trabajadores de Superbus, Haroun Shubash, expresó que: “El Estado asegura equívocamente que los empleados del transporte público en el sector privado valen menos que los conductores de autobuses de Egged. Hace aproximadamente dos meses, el estado acordó financiar un aumento salarial únicamente para los conductores de Egged. Esto es completamente negligente dado que la mitad de los conductores de autobuses están empleados por empresas privadas”.

Asimismo, afirman que ya hay un gran déficit de conductores en esta industria, que está colapsando y si las condiciones de trabajo no están dadas de manera propicia, temen que el problema se agravaría.

Maya Peretz, jefa de sección en el Sindicato de los Trabajadores del Transporte agregó: “no hay suficientes conductores para llevar a cabo las pesadas cargas de trabajo, y en cuanto a las condiciones de trabajo, no hay ninguna razón para que un conductor de autobús en Afula gane menos que un conductor en Tel Aviv”.

Dejar respuesta