Árabes y musulmanes no aceptarán a Israel como estado judío

17
6169
Foto: Mordechai Kedar

Mordechai Kedar *

Como era de esperar, el reconocimiento por parte de Donald Trump de que Jerusalén es la capital de Israel provocó una gran indignación en el mundo árabe e islámico. Esto fue por dos razones principales: una religiosa y la otra nacionalista.

La razón religiosa está arraigada en la concepción del Islam de sí misma como una fe cuya misión es poner fin al judaísmo y al cristianismo y heredar todo lo que alguna vez fue judío o cristiano: tierra, lugares de culto y personas. En la cosmovisión del Islam, Palestina en su totalidad pertenece solo a los musulmanes porque tanto judíos como cristianos traicionaron a Alá cuando se negaron a convertirse en seguidores del profeta Mahoma. Su castigo es la expulsión de sus tierras y la pérdida de todos los derechos sobre ellos.

A lo largo de la historia del Islam, los musulmanes convirtieron las iglesias en mezquitas, incluida la Gran Mezquita de Ramle, la Mezquita de Bani Omaya en Damasco, la Hagia Sofía de Estambul y muchas iglesias españolas. La razón es su creencia de que el cristianismo, como el judaísmo, es anulado por el Islam, haciendo que las iglesias sean innecesarias.

De acuerdo con los principios islámicos, los profetas reverenciados por estas religiones obsoletas son musulmanes. Estos incluyen a Adán, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, Moisés y Aarón. Y de acuerdo con el Islam, el Rey Salomón construyó una mezquita, no un Templo, en Jerusalén (la brecha de 1.500 años entre el reinado del rey Salomón y el nacimiento del Islam es irrelevante para los verdaderos creyentes).

Los judíos y los cristianos pueden ser protegidos bajo el dominio musulmán al someterse al Islam en lo que se conoce como estado dhimmi, lo que significa que están legalmente privados de muchos derechos, incluido el derecho a poseer tierras y portar armas. Los dhimmis están obligados a pagar un impuesto principal (jyzia) y deben permanecer oprimidos, como lo ordena el Corán. En opinión del Islam, los judíos no son una nación sino una colección de comunidades religiosas que se encuentran en varios países: un judío en Polonia es un “polaco de religión mosaica” y un judío en Marruecos es un “árabe marroquí de la religión mosaica”.

De repente, hacia el final del siglo 19, todo cambió. Los judíos comenzaron a llegar a Palestina en un número cada vez mayor. Los sionistas “inventaron” una nueva nación, el “pueblo judío”, y decidieron que cierta parte de la Casa del Islam era su patria, conocida como Eretz Israel. Construyeron comunidades y una fuerza de combate protectora aunque, como dhimmis, no se les debía permitir portar armas y estaban sujetos a la protección del Islam.

En 1948, los judíos realmente declararon un estado, a pesar del hecho de que no merecían la soberanía. Luego, en 1967, “conquistaron” Cisjordania y Jerusalén Este.

Los judíos ahora intentan orar en el Monte del Templo, sugiriendo que el judaísmo ha vuelto a ser una religión activa, viva e incluso dinámica. Esto pone en tela de juicio la propia razón de ser del Islam. Después de todo, el Islam vino al mundo para hacer obsoleto el judaísmo.

Los musulmanes leales a su religión y conscientes de este peligro no pueden aceptar la existencia de un estado judío, ni siquiera uno pequeño en la costa de Tel Aviv. Para ellos, Israel como el estado del pueblo judío es una amenaza teológica para el Islam y solo secundariamente una amenaza nacional, política, judicial o territorial.

El reconocimiento del presidente Trump de la existencia de Israel al reconocer a Jerusalén como su capital fue un doble golpe para el Islam: Trump, un cristiano, había otorgado reconocimiento a los judíos. El indignado mundo musulmán pensó que esto debía ser un complot cristiano-judaico contra el Islam. La declaración de Trump les recordó la Declaración Balfour de noviembre de 1917, acerca de la cual los árabes siguen criticando al mundo: “Fue la declaración de las promesas de los no propietarios a aquellos que no tenían el derecho de recibir esas promesas”.

En las semanas posteriores a la declaración de Trump, los musulmanes de todo el mundo expresaron su furia por el sello de aprobación otorgado al Estado judío, a pesar de que su misma existencia se oponía a la del Islam. Líderes y ciudadanos comunes, hombres y mujeres salieron a las calles para demostrar su incapacidad para vivir con el hecho de que el jefe de estado cristiano más prominente había reconocido la capital elegida por la nación judía y, por extensión, su derecho a su propia tierra.

Los disturbios en Wadi Ara, en el centro de Israel -los alborotadores intentaron bloquear la carretera principal y dañaron un autobús público- fueron otra manifestación de la furia musulmana. La ubicación no es sorprendente porque el área de Wadi Ara incluye la ciudad de Umm al-Fahm, donde se encuentra la principal concentración de la Rama del Norte del Movimiento Islámico, encabezada por el infame Raed Salah. La Rama del Norte ha sido declarada ilegal, junto con algunas de las organizaciones más pequeñas que ha fomentado, lo que resulta en que sus miembros no tienen forma legal de expresar su furia ante la existencia del estado de Israel. Con pocas alternativas, actúan en el espacio público como individuos sin una identidad organizacional.

Motivos nacionalistas

En general, se acepta que la lógica que sustenta el movimiento nacional palestino se basa totalmente en la negación del derecho del pueblo judío a su tierra y estado. La Organización de Liberación de Palestina (OLP) se estableció en 1964 cuando las únicas áreas “ocupadas” eran Tel Aviv y Haifa. Su misión era destruir el estado de Israel, una meta que los árabes expresaron abiertamente antes y después de la Guerra de 1948.

A pesar de lo que algunas personas piensan, la OLP nunca ha enmendado su Carta llamando a la destrucción de Israel, cuando Yasser Arafat se comprometió con Itzjak Rabin. Los Acuerdos de Oslo y los acuerdos con la OLP que siguieron a su paso no valieron de nada. Aquellos que persisten en esta creencia falsa sobre las intenciones de la OLP a pesar de la abundante evidencia de la perfidia de Arafat y de su sucesor, Mahmoud Abbás, continuaron fomentando la ilusión de paz en los corazones de los israelíes cansados ​​de la guerra y los anestesiaron en el proceso.

El objetivo del movimiento nacional palestino es la creación de una nación palestina artificial (desde cero, porque históricamente, nunca ha habido tal nación). Debe hacerse permanente mediante la construcción de un estado árabe en las ruinas de Israel, no a su lado. Esta es la razón por la cual no hay un mapa de Israel que se encuentre en Cisjordania o Gaza. Cada mapa palestino muestra una Palestina con los colores de la bandera de la OLP que se extiende desde el mar Mediterráneo hasta el río Jordán.

Tengamos en cuenta que la kefía de la OLP, muestra las palabras “Nuestra Jerusalén” a la derecha y “Falestin” a la izquierda (ver foto).

El mundo, y especialmente Europa, se divide entre a) personas inocentes que apoyan un estado palestino para alcanzar la paz; y b) los que odian a los judíos que comprenden completamente las intenciones de la OLP y los apoyan de todo corazón. Todo el mundo árabe, incluidos aquellos que firmaron tratados de paz con Israel (Egipto y Jordania), ignoran intencionalmente los planes reales de la OLP y tratan a la organización como el único representante legítimo del pueblo palestino. Si la OLP logra llevar a cabo sus planes, nadie en Jordania o Egipto va a llorar la muerte de Israel.

Los seguidores de Arafat creen que si logran mover a Jerusalén fuera de las fronteras de Israel, muchos judíos perderán toda esperanza y abandonarán Israel por los países de donde vinieron ellos o sus padres. Este será el comienzo del fin de la empresa sionista, porque no hay sionismo sin Sión o Jerusalén. Es por eso que gastan tanta energía en Jerusalén. Mientras la mayoría de los países se niegue a reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, la ciudad será el eslabón débil de la cadena que mantiene unida a Israel.

Arafat intentó asustar a los israelíes con el lema “Un millón de shahidim (mártires) marcharán sobre Jerusalén”, lo que significa que millones de personas están dispuestas a arriesgar sus vidas para liberar a la ciudad de las garras sionistas. Este mantra se ha internalizado en la sociedad islámica y se puede escuchar en manifestaciones anti Israel en todo el mundo.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel ha significado un duro golpe a la narrativa nacionalista palestina y dio a Israel una especie de póliza de seguro.

Esto enloquece a los árabes que florecieron en el sueño de destruir a Israel durante los años de Oslo. Ahora ha quedado claro que una nación muy poderosa, los EE .UU., no se ve a sí misma como socia en ese sueño e incluso está dispuesta a actuar en contra de ello.

Los árabes en general, y particularmente los palestinos, ya pueden ver caer el dominó. La República Checa, Hungría y otros estados importantes están considerando mudar sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén en reconocimiento de que esa ciudad es la capital de Israel. En abril de 2017, incluso el presidente ruso, Vladimir Putin, declaró su reconocimiento de Jerusalén occidental como la ciudad capital de Israel. No hubo protestas en respuesta a la declaración de Putin por una simple razón: los árabes tienen un miedo mortal a Putin después de haber dejado claro hasta qué punto está dispuesto a ir durante la guerra en Siria, y se abstienen cuidadosamente de reaccionar a sus declaraciones o decisiones.

Por razones tanto religiosas como nacionalistas, los árabes y los musulmanes son incapaces de aceptar a Israel como el Estado judío que es.

La pregunta que los israelíes, tanto judíos como cristianos, se ven obligados a hacerse es si van a reconocer el problema musulmán y árabe, y plantear en términos inequívocos que Jerusalén pertenece a los judíos y que tendrán que aprender a convivir con esa realidad. De lo contrario, van a ceder ante los soñadores árabes y musulmanes que se niegan a aceptar la realidad de que la religión judía está viva y vibrante.

Fuente: BESA Center

 

17 Comentarios

  1. Bueno…… si ese es el pensamiento de todos los musulmanes y si realmene el Islam no va a renunciar nunca a su deseo de exterminar el judaismo, solo queda una solucion: 20 bombas atomicas en todos los paises musulmanes.
    No solo e mundo va a bajar su superpoblacion , sino que los musulmanes que sobrevivan, van a quedarse tranquilos por otros 500 años…

    Si el Islam plantea algo tan drastico como exterminar a los Judios, no veo porque los Judios deberiamos ser respetuosos y considerados con esa gente….

  2. Excelente artículo: solo quisiera resaltar un dato: la complicidad mundial con la narrativa árabe durante cincuenta años recien empieza a cambiar ahora con el reconocimiento por parte de Rusia y Estados Unidos de que Jerusalem (Occidental al menos) es la capital judía.

  3. NI NI FA…..como si no quieren reconocer que la tierra es redonda……por lo demas todo es relativo…..los musulmanes sunnitas odian mas a los musulmanes chiitas……y viceversa….que a un judio oh a un cristiano….y el numero de musulmanes muertos por otros musulmanes en los ultimos 20 años se cuenta por millones….

    • un saudita se siente hoy mas a gusto con judio israeli que con un musulman irani…….y se me apuran que con un arabe palestino……..y el rey hussein de jordania……..descendiente directo del profeta…….fue mejor amigo de israel que muchos cristianos europeos y mas aun que algunos…….judios.

    • …”que a un judio oh a un cristiano”…
      oh es una expresión de asombro. Se dice “o” . Simplemente … “o”…
      Su frase bien escrita es: “que a un judio o a un cristiano”
      Muchisimas veces leí ese error suyo pero nunca quise corregirlo. Hoy me animé porque ya me duelen los ojos…

      • gracias por la informacion jorge……por intentar mejorar mi deplorable ortografia…a mi nunca me duelen los ojos por las faltas ortograficas a mi lo que me importa es el contenido…..la ortografia es como el envase que se usa y se tira.

        • dentro de 100 años las normas ortograficas se abran cambiado y lo que es hoy correcto maña sera incorrecto…….y lo mismo pasara con el lenguaje dentro de 200 años……de la misma manera que hablarle hoy en griego clasico a un griego moderno es como hablarle en chino mandarin.

          • ah visto jorge…….eh escrito ……MAÑA……por MAÑANA…..aunque en este caso a sido un error de teclado…..ja.ja.ja.ja….tomeselo con humor hombre que son cuatro dias.

  4. Excelente artículo. Y si de verdad quieren saber lo que es ser dimies, basta con leer algo de historia de España en la parte ocupada alevosamente por los musulmanes, las luchas y las continuas rebeliones de mozárabes( Toledo, Mérida) su resistencia hasta el martirio en Córdoba, en ocasiones hasta de muladíes de Haff luego tornó de llamarse Omar a cristiano como sus abuelos, como Samuel en la Betica,(Andalucía), lo que quedó de los pactos de Todmir con Musa. Las tres invasiones africanas a partir del año 1.000 nefastas tanto para cristianos y judíos . En Jerusalen , el documento de rendición “Al-Dimma” de los bizantinos cristianos ante el califa Omar.” El Pacto de Omar”. Una larguísima carta de prohibiciones y que terminaba con dos clausulas “ No compraran a nadie hecho prisionero por los musulmanes, y quien golpee a un musulmán intencionadamente perderá la protección del pacto”.
    Esto es lo que podría llegar si los fanáticos arrollaran lo que no pasará hasta Jerusalen.
    El único estado de la región democrático que permitirá la libertad religiosa y la igualdad, y que el cristianismo no se vea arrojado a la destrucción como en el criminal Daech, seguirá siendo Israel. Por muy gentes del libro Al Quitab, que con los judíos comparten los cristianos para los musulmanes.
    Por supuesto que sobre el sr.Putin nada dicen, no solo está reciente su intervención en Siria y hasta donde sería capaz de llegar.sino saben muy bien como las gastó en Chechenia o en los casos de terrorismo islámico de chechenos y algunos otros . Vamos que como decían los vecinos del otro lado del estrecho que pertenecían al ejercito español “ Sabe manera” .

  5. Por fin! Este debe ser uno de los artículos más importantes que leí en Aurora desde que entro a este portal. Por algún motivo parece que llegó el momento de qué pueblo se entere de la verdad. Dice el dicho preferible herirte con la verdad que matarte con la mentira, a una sociedad cándida completamente ignorante de la cultura y religión árabes y desesperada aunque sea por una ilusión de paz. Una y mil veces y de Mil maneras posibles el Rebe de Lubavitch ז”יע advirtió qué no se debia hacer ningún trato con los árabes respecto a la tierra de Israel, primero y principal porque el judaísmo sostiene que la tierra de Israel fue ya prometida y ya entregada solamente al pueblo de Israel y en forma exclusiva y además de que todo lo que digan prometan o firmen no lo iban a cumplir y era mentira antes de empezar y de que todo lo que hagan es sólo una plataforma y medio para lograr y conseguir su objetivo primero y último la destrucción de Israel Jas Beshalom. En ese sentido se opuso firmemente al Tratado de Camp David firmado por Beguin Z”L(A quién había convencido de no abandonar la política tras sus constantes fracasos en las urnas), pronosticando que eventualmente Egipto no lo iba a cumplir. Como dijera Sadat -:”Pobre Beguin, yo me lleve todo el Sinaí y él se llevó sólo un pedazo de papel”. Además de lo que increíblemente se rifó, esto enseñó a los árabes el camino para lograr su objetivo de destrucción, Jas Beshalom,”tierras por Paz”, Israel cayó en la trampa de oslo, y cuando llegó el momento de efectivizar el reconocimiento de Israel con incluso las ofertas de Jerusalén Oriental y el 95% de judea y samaria por parte de olmert y de Barak,Arafat no lo hizo porque no podía hacerlo porque desde el inicio todo era una mentira, mientras que los palestinos ganaron cosas vitales:el reconocimiento y legitimación de sus aspiraciones por parte de Israel y el argumento a todo el mundo-: si ya reconocieron que la tierra es de ellos porque no dejan de buscar excusas para de una vez por todas dársela. Les dio entidad para buscar y lograr membresía en todos los organismos internacionales para desde allí atacar sin pausa a Israel. Cuando se firmó oslo el establishment impulso enceguecido el eslogan”Derej Shalom”, “el camino de la paz”, osea cualquiera que se oponía a intercambiar tierra por Paz estaba a favor de la guerra y era más o menos un extremista fanático, un loco y o un energúmeno. Y ahora resulta que aparece este kedar explicando en palabras simples lo elelemental. Para una sociedad estupidizada saber la verdad es un paso muy importante. Para vivir la verdad se requieren méritos pero primero por lo menos se debe tener el mérito de conocerla.

  6. Ignorantes observen la Historia, la verdadera Historia, la Historia Milenaria de toda la región, de los Egipcios, de los Judios, de los Cananeos ( desaparecidos ), de los Jebuseos ( desaparecidos ), de los Hititas ( desaparecidos ), de los Filisteos ( desaparecidos ), de los Árabes, de los Etíopes, de los Persas, de los Griegos, de la India, todos éstos nombres de éstas civilizaciones son mencionados en Las Sagradas Escrituras ( Torah, Tanaj, Biblia ) y respaldada con la Arqueología que actualmente cuenta con el soporte de la tecnología de punta que certifica con toda propiedad.
    Nota:
    Que curioso, no aparecen, no son nombrados los Palestinos

  7. JERUSALEM Y el estado judio cuidara todos los lugares sagrados tanto cristianos como musulmanes teniendo el derecho de transitar con toda la seguridad para orar por todos estos lugares. Serán bien recibidos por el estado judio y garantizando que estos terroristas asesinos desaparezcan del mapa