“Abortan ataque con barco bomba en el Mar Rojo de milicias hutíes apoyadas por Irán”

0
723
Hutíes protestan contra los ataques aéreos de la coalición árabe Foto: Henry Ridgwell VOA Dominio Público Wikimedia

La coalición árabe, liderada por Arabia Saudita, aseguró que ha abortado un “acto terrorista” que iba a ser perpetrado con un barco bomba por los rebeldes chiíes hutíes en el Mar Rojo.

El buque “partió de la costa de Al Hudeida”, situada a orillas del Mar Rojo, en el oeste del Yemen, indicó la coalición, citada por el canal estatal saudita Al Ijbariya, sin dar más detalles.

“Los hutíes y la Guardia Revolucionaria iraní siguen amenazando los pasos de navegación internacional y del comercio mundial”, denunció.

La alianza de países árabes suníes afirmó que “se tomaron las medidas necesarias para proteger a los buques mercantes” que navegan en el Mar Rojo, uno de los pasos principales en la ruta hacia el Mediterráneo.

Anteriormente, el canal yemení Al Masira, controlado por los rebeldes hutíes, había comunicado que la fuerza marítima de los hutíes “llevó a cabo una operación especial en aguas sauditas y dirigió un golpe hacia un objetivo militar con un arma adecuada”.

La agresión “logró alcanzar el objetivo militar”, según los hutíes, respaldados por Irán.

Por otra parte, el portavoz del Ministerio de Salud en el Gobierno de los hutíes, Yusuf al Haderi, informó de un ataque perpetrado supuestamente por la coalición en Al Hudeida, en el que al menos veintiséis personas, entre ellas veinte niños, perdieron la vida.

Hasta el momento, ni la coalición ni ninguna otra fuente independiente ha confirmado esta noticia.

Al Hudeida es un importante puerto del Mar Rojo y está controlado por los hutíes, que han sido acusados de recibir armamento por mar desde Irán.

Los rebeldes han realizado numerosos ataques contra el territorio saudita, aunque prácticamente todos han sido interceptados por la Defensa Aérea del reino, como señala habitualmente la coalición.

La alianza árabe lleva actualmente a cabo varias ofensivas para derrotar a los hutíes en los territorios que controla en el Yemen, en concreto en la provincia de Al Hudeida y en Saada, el bastión principal de los insurgentes.

El Yemen es escenario de una guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país y expulsaron al Gobierno de la capital.

El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe, apoyada por Estados Unidos. EFE

Dejar respuesta