Abbas: Me ofrecieron Abu Dis como capital palestina

14
2269
Mahmud Abbas Foto: Kremlin.ru CC BY 4.0

El presidente palestino, Mahmud Abbás, reveló que le fue ofrecida la localidad de Abu Dis, en las afueras de Jerusalén como capital de un futuro “Estado palestino”.

Durante una reunión del Consejo Central de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Abbás manifestó que “Jerusalén es la eterna capital del Estado de Palestina… nuestro futuro está en peligro”.

“¿Qué querrían si Jerusalén se perdiera? ¿Quieren hacer un estado con Abu Dos como su capital? Eso es lo que nos están ofreciendo ahora. Abu Dis”.

Abbas añadió que rechazó la oferta.

“No aceptaremos órdenes de nadie”, aseveró. “Le dijimos a [l presidente de EE.UU., Donald] Trump que nunca vamos a aceptar su plan [de paz]. Su ‘acuerdo del siglo’ es la bofetada del siglo, y no vamos a aceptarla”.

Abbas también afirmó que los Acuerdos de Oslo, de 1993, han sido cancelados.

“Estoy diciendo que no hay Oslo”, apuntó Abbas. “Israel terminó con Oslo”.

En respuesta al discurso de Abbas, el ministro de Defensa, Avigdor Liberman (del partido Israel Beitenu), manifestó a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal), “Este es el discurso de la destrucción de la dinastía de Abbas, y representa una pérdida de la compostura, la pérdida de apoyo del mundo árabe moderado y, por supuesto, la renuncia a las negociaciones”.

14 Comentarios

  1. este si que a sido ……UN DIA DE RABIA……literalmente trump le a dejado en pelotas quitandole a este viejo carcamal los dos mitos fundacionales de la llamada causa palestina…….JERUSALEM Y LOS REFUGIADOS….es comprensible que sacara espuma por boca……pero por la boca muere el pez.

    • pero aurora se queda corta……..el mahmud dijo mas……..dijo que la casa de trumo debe ser destruida……..y dijo…….que israel es un proyecto colonial europeo que no tiene nada que ver con los judios…….despues de esto se le puede declarar politicamente muerto.

  2. Los palestinos jamas existieron ni como reino, ni como Estado, ni siquiera como una gran tribu.
    Esa gente jamas tuvo soberania sobre Jerusalem. ¿Como pueden decir que Jerusalem es su capital eterna cuando miramos atrás en la historia y vemos que jamas existió un pais o reino llamado “Palestina”?

  3. si realmente quisiera su Estado Palestino, hubiera aceptado… tratando de mejorar la oferta, uy otros apectos del acuerdo, pero hubiera aceptado….. Creo que la dirigencia palestina tiene un gran negocio montado, con tanta ayuda internacional y tantos tratos de favor.. y a estos que les de un Estado en parte d elos territorios les estropearia el “negocio” que tienen montando,

  4. Es increíble la ignorancia y estupidez que muestra estre hombre. Me adhiero al comentario de Joseba, que lo del negocio y la continuidad del status-quo ad eternum de los líderes de la Múkata (El gobierno palestino sito en Ramalla), es un hecho público y notorio.

  5. PORQUE LE DICEN “PRESIDENTE PALESTINO” SI NO EXISTE NINGUN PAIS QUE SE LLAME PALESTINA? EL ES EL CABECILLA DE LOS TERRORISTAS, LA CARA VISIBLE DIGAMOS.

  6. Obama
    El día que tus hijos enciendan un porro
    y tomen una luz roja en en una esquina
    va a haber un judío sacando la foto y
    denunciándolo
    No te olvidamos
    Y abbas terminarás tus días dando lástima

  7. Creemos que el error en filas evangélicas sólo puede tener origen en un constumbrismo adquirido de los medios seculares, o simplemente en el desconocimiento de la historia, así como de la actual guerra propagandística en detrimento de la nación de Israel. Cualquier investigación histórica seria revelará que el nombre Palestina fue acuñado en 135 D.C. por el emperador Adriano luego de reprimir una revuelta judía al mando de Bar Kochba. Adriano, quien conocía muy bien el poder propagandístico de las palabras y los símbolos, escogió el nombre de Palestina por ser éste una alusión “latinizada” a los antiguos enemigos de Israel conocidos como los Filisteos. Con esto Adriano intentó borrar de la memoria colectiva el nombre de Israel. En el análisis final, encontramos que Palestina fue un nombre instituido por un gran enemigo de la Biblia y del pueblo judío.


    Los antiguos cristianos comenzaron a usar el término Palestina alrededor de 300 D.C. La Iglesia en general adoptó el nombre en su literatura y en los mapas. Los Cruzados, siendo una excepción, llamaron al territorio el Reino de Jerusalén. Los británicos, a su vez, habiendo recibido dominio sobre la región luego de la Primera Guerra Mundial, continuaron designando la zona como Palestina (comprendiendo ambos lados del Jordán). Por décadas se les llamó palestinos a todos los habitantes del lugar, sean judíos, árabes, griegos, armenios o europeos en general.

    Hoy por hoy, los que han tomado la antorcha de Adriano son unos árabes que viven en territorio de Israel al oeste del río Jordán. El nombre Palestina y sus derivaciones se usan por parte de ellos para evitar el nombre de Israel y debe ser considerado un término anti-Israel y anti-judío. En todos los mapas publicados en Jordania, Egipto, Siria, etc., el área es llamada Palestina y no existe la mínima mención de Israel. El ardid consiste en negar la legítima existencia de Israel como nación.


    La entidad política que representa a estos árabes viviendo en Israel se autoproclamó como Autoridad Nacional Palestina, ANP (hoy en día han perdido la Franja de Gaza a manos de Hamás). Tanto la ANP como Hamás tienen su fachada política pero son semilleros terroristas, se caracterizan por su corrupción, y su objetivo declarado es la eliminación de Israel. Repetidamente hablan de la ocupación israelí cuando en realidad son ellos los que están ocupando la tierra de Israel. Lamentablemente, el gobierno de Israel ha caído en la trampa estratégica de estos terroristas y está dispuesto a ceder territorio a cambio de una paz que nunca vendrá debido a que los árabes son movidos por el odio.


    ¿Usa la Biblia el término “Palestina”? Ni por equivocación. Para vergüenza de los partidarios de la “King James Version Only”, esta versión usa “Palestina” en Joel 3:4. La palabra en los manuscritos es “Filistea”, en referencia a los filisteos, un grupo que se extinguió hace muchos siglos y que solamente habitó una franja de la costa del territorio de Canaán. Obviamente, el término “Palestina” fue sobrepuesto en el texto hebreo por traductores gentiles y antisemitas. Lo cierto es que “Palestina” brilla por su ausencia. El Nuevo Testamento solamente hace referencia a un territorio llamado Israel (Mt. 2:20-21;10:23).


    Concluimos que el término Palestina es bíblicamente inexacto y fue usado durante la historia de la Iglesia erróneamente. Hoy más que nunca está impregnado de maldad y cargado de aversión y odio hacia el estado de Israel y el pueblo judío. Como evangélicos no debemos usar términos inventados y promovidos por aquellos que odian a Cristo, Israel y la Biblia. No tenemos que caer en la trampa propagandística de los enemigos del pueblo judío. Llamemos a Israel por su nombre, especialmente ahora que la nación ha sido restablecida en su propia tierra.


    Aquellos que esperamos expectantes la Segunda Venida de Cristo, entendemos que la furia de Satanás contra la Iglesia e Israel viene creciendo exponencialmente. Muchos, aun quienes se llaman cristianos, aborrecen al pueblo judío y no pueden aceptar que su nación ha sido restaurada y la connotación profética que ello acarrea. Los que somos sensibles a la Palabra de Dios y al ataque virulento que sufre Israel por parte de los palestinos y los antisemitas alrededor del mundo, debemos usar sólo un nombre para designar el territorio de la tierra prometida, Israel. Si por distracción o ignorancia hemos caído en el error de usar Palestina en nuestros mapas y comentarios, hagamos los esfuerzos necesarios para corregir la imprudencia. Desde el punto de vista bíblico, teológico y profético, Palestina es un término impropio y ofensivo.

    La verdad sea dicha, lo anterior es la verdadera historia en torno al nombre de Palestina y el trasnstorno inducido y por supuesto aplicado ( por parte de esa corriente anti – Judía que ha recorrido y recorre el Planeta ) a la región, con el único objetivo de hacer desaparecer, de borrar en la memoria de las generaciones de relevo el nombre de Israel, es una táctica, que a largo plazo es la estrategia implementada por dicha corriente, en una guerra diplomática de desgaste y de la cual no hay que sustarerse por ningún
    instante.

  8. Este chimoltrufio esta que arde , abu dis ja ja ja , ahora cuando le digan que se les corta la luz , el agua y se les cierran las fabricas va saltar como leche hervida , este Abbas por que no lo llamaran full , tendra mucho gases don majmud , y ensima impone ordenes ja ja ja esta como adan en bolaS Y POR LAS RAMAS .

Dejar respuesta