80 años de la comunidad judía de Ecuador: el desafío de sobrevivir

0
74
Abraham Vigoda, el presidente de Ecuador y el embajador de Israel en Ecuador durante la conmemoración de los 80 años de la comunidad. Foto: Cortesía

Abraham Vigoda, de 45 años, es presidente de la comunidad judía de Ecuador con sede en Quito desde hace casi 2 años. En entrevista exclusiva para Aurora, cuenta sobre la historia de la comunidad que cumplió 80 años, la vida judía que tienen ahora sus 600 miembros y el futuro incierto de una kehilá pequeña pero activa, que busca sobrevivir muchos años más.

Entrevista: Lic. Rafael Kaufmann


“Tenemos un trabajo duro y complicado, pero seguiremos luchando por siempre
mientras tengamos judíos viviendo en Ecuador”



¿Cómo inició la comunidad judía en Ecuador?

La comunidad judía del Ecuador fue fundada en 1938 bajo el nombre de Asociación de Beneficiencia Israelita de Quito. Fue creada por Julio Rosenstock, originario de Austria, que llegó primero al país en 1914 contratado para la construcción de una parte del ferrocarril en Ecuador.

Rosenstock volvió a su país natal donde por fue incluso cónsul de Ecuador. Cuando comienza el surgimiento del gobierno Nazi, regresa a Ecuador en 1934. La comunidad se funda en 1938 con el comienzo de la llegada de judíos que comenzaron a escapar de Europa.

Los primeros llegaron principalmente de Alemania, Austria, Hungría, Italia, Polonia, Checoslovaquia y Rumania. En total llegaron, aproximadamente, unos 4.500 judíos. Ecuador fue uno de los pocos países que abrieron las puertas a los judíos.

¿En dónde se asentaron la mayoría de los judíos que llegaron?

Los judíos llegaron principalmente por barcos a ciudades puertos y en especial a Guayaquil, que tiene un clima muy caliente. La mayoría comenzó a migrar a la sierra ecuatoriana, principalmente a Quito, con un clima relativamente más parecido al de los países donde vivían. Dentro de Quito se comienzan a asentar todos prácticamente en los mismos barrios, donde se construye también la primera sinagoga y el centro de reuniones para los judíos. Con el pasar de los tiempos comienzan a distribuirse en diferentes partes de la ciudad.

¿Cuántos judíos viven actualmente en Ecuador y cuál es la naturaleza de la comunidad?

Se calculó que en Ecuador se llegaron a recibir unos 4.500 judíos, aunque muchos se fueron y usaron Ecuador como un punto de escala. Al final, la comunidad se estabilizó en alrededor de 1.000 judíos en Quito. En la actualidad somos alrededor de 600 judíos. Tenemos una sola sinagoga en Quito, queremos mantenernos unidos más allá de la corriente.

Si bien la comunidad inicialmente era ortodoxa, luego pasamos a tener una tendencia conservadora y hoy en día tenemos un rabino de tendencia ortodoxa-moderna.

La comunidad se ha ido achicando principalmente porque muchos están saliendo del país. Muchos estudiantes terminan y se van a otros países. Un porcentaje de ellos ya no vuelven y se quedan en estos países y por esto se está reduciendo bastante la comunidad.

Primera sede de la comunidad. Foto: Cortesía

¿Es la asimilación un reto para la continuidad de la comunidad judía de Quito?

La verdad que nosotros tratamos de ser muy inclusivos, pero sin duda tenemos asimilación. Hay casos donde, tras contraer matrimonio con una persona no judía, el judío no ha vuelto más a la comunidad y ya no aparece. Hay otros casos donde se casan con no judíos pero siguen asistiendo a la comunidad sobre todo para altas fiestas y alguna otra festividad. Tenemos conversiones conservadoras y ortodoxas.

Nuestra intención es tratar de mantener a todos unidos manteniendo la religión. En aquellos casos donde los hijos ya no son judíos por halajá, porque la madre no sea judía ni por nacimiento ni por conversión, nuestra misión es que por lo menos estos niños sean embajadores de nuestra religión y cuando escuchen hablando algo de judaísmo, ellos salgan a respaldar y hablar bien de nosotros.

¿Hay judíos en otras ciudades de Ecuador?

La comunidad judía de Quito es la más grande con alrededor de 600 personas. En Guayaquil hay aproximadamente 80 a 100 personas judías y en Cuenca tenemos 1 o 2 personas, no más, de comunidades tradicionales.

¿Existe antisemitismo en Ecuador?

No hay un problema de antisemitismo, gracias a Dios. Tenemos casos puntuales en relación a Israel, por ejemplo con los 70 años hubo algunas manifestaciones contra la “ocupación” israelí, como lo llaman estos grupos, pero nosotros como judíos no sentimos ninguna persecución; más allá de que Ecuador ha tenido acercamiento a ciertos países como Irán durante el gobierno anterior.

Abraham Vigoda, presidente de la comunidad judía de Ecuador. Foto: Cortesía

¿Cómo es la relación de la comunidad judía de Ecuador con el Estado de Israel?

Es un país al que queremos mucho y estamos muy pendientes de su situación, más allá de que compartamos o no la política israelí de la cual no opinamos. Tenemos mucha relación con el embajador de Israel aquí, recibimos información de él, constantemente nos comunicamos. Por otro lado, fomentamos los viajes a Israel y, de hecho, durante los últimos 10 años cuando acaban los estudiantes de colegio la mayoría están yendo un año a hacer distintos programas en Israel e incluso algunos se han quedado ahí.

¿Qué instituciones o espacios tiene la comunidad?

En la comunidad tenemos una sola sinagoga, algo que para nosotros es importante para mantener la unidad. Tenemos un movimiento juvenil que está afiliado actualmente a Hanoar Hatzioni, en el cual participan los niños desde los 5 años hasta los 18, que es un bastión muy importante para nosotros. Tenemos buena participación, la gente se capacita, estudia, viajamos a ciertos “majonim” (seminarios) en otros países de América. Como somos una comunidad tan pequeña, es muy interesante que nuestros jóvenes comiencen a hacer amigos judíos de otros países.

Hablando de los jóvenes, ¿cómo es la comunidad en el aspecto educativo?

Respecto a la educación, la comunidad judía de Ecuador fundó una escuela en 1973 pero es un colegio hebreo laico que, académicamente, está catalogado entre los mejores del país. En esta escuela donde hay cerca de 800 alumnos, solo el 10% son judíos.

En ese colegio lo único que se da en temas relacionados con Israel y judaísmo es una materia llamada “Cultura judía” donde se comenta sobre las fiestas, la historia, y se dan clases de hebreo que son obligatorias hasta los 10 años. A partir de esa edad, el hebreo es una tercera lengua que los alumnos pueden escoger, hebreo o francés.

Para complementar esto, tenemos clases de “Talmud Torá” donde una vez a la semana, después de las horas de clase, los jóvenes van a la comunidad y reciben clases de religión judía.

Los chicos que salen de la escuela, judíos y no judíos, desarrollan una relación especial con Israel. Desde hace 10 años tras el último año del colegio hebreo donde hay alrededor de 50 alumnos por promoción de los cuales solo 5 o 6 son judíos, todos viajan a Israel por unas dos semanas. Esta es una iniciativa muy interesante ya que los 50 chicos graduados vuelven a Ecuador y hablan muy bien de Israel.

¿Cuál es el futuro de la comunidad judía del Ecuador?

Las comunidades judías pequeñas en general tienen algunas problemáticas, que si bien en temas proporcionales pueden ser que sea igual a las otras comunidades, en términos de volumen se vuelve bien complicado. Por ejemplo, la masa de judíos que se necesita para diferentes actividades como los rezos.

Tenemos un trabajo duro y complicado, pero seguiremos luchando por siempre mientras tengamos judíos viviendo en Ecuador. Es una comunidad activa, bastante solidaria y creemos que hay comunidad para muchos años más.

¿En qué necesita apoyo la comunidad judía de Ecuador?

Considero que la comunidad necesita principalmente temas de educación: cómo educar a la gente para que, en base a eso, quieran mantener vivo el judaísmo, se apegue a sus tradiciones, sus valores, su cultura. Poder lograr que esa educación lleve a que nuestros nietos sigan siendo judíos vivan donde vivan, sea en Ecuador o que se hayan integrado a otra comunidad, pero que vivan con los valores que nos caracterizan a los judíos.

Dejar respuesta