2015: Cayó la tasa de pobreza en Israel en especial entre los judíos ultra-ortodoxos

1
680

El nivel económico subió entre los ultra-ortodoxos pero se bajó entre los árabes
La pobreza en Israel mostró una disminución el último año, especialmente entre los judíos ultra-ortodoxos, la realidad es que más israelíes entran en la fuerza laboral y el gobierno tomó medidas para mejorar la asistencia a los más necesitados, dijo el Instituto Nacional de Seguros del gobierno. Más mujeres árabes entraron en el campo laboral.
El informe anual de la pobreza mostró el porcentaje de la población que vive por debajo del umbral oficial de pobreza – para una familia de cuatro personas fue de 8.086 shékels (2.125 dólares) al mes en 2015 – se redujo a 21,7% del 22% en 2014. La tasa de pobreza infantil cayó a 30% frente al 31% en 2014 y entre las personas de edad se redujo al 21,7% de 23,1%, según la NII (National Insurance Institute).
Las excepciones a la disminución general en el que las tasas de pobreza de las familias, subieron a 19,1% del 18,8% en 2014 y para los árabes israelíes, cuyo índice de pobreza, es el más alto en Israel, crecieron un 53,3% de un 52,6%.
Sin embargo, entre los haredim, que usualmente sufren de  altos índices de pobreza, la NII dijo que la tasa se redujo drásticamente, al 48,7% del 54,3%.
El Prof. Shlomo Mor Yosef, director de la NII, dijo ser optimista sobre la disminución de la pobreza y que esta tendencia continuaría, citando entre otras cosas, un aumento previsto en el salario mínimo el próximo mes, 320 millones de shékels en las asignaciones adicionales para las personas con discapacidad y un plan para aliviar los términos de apoyo a los ingresos para las madres solteras.
“Con la ayuda de las medidas adoptadas en el último año y que figuran en la actual Ley de Disposiciones Presupuestarias, la tendencia de disminución de la pobreza continuará”, dijo Mor Yosef, pero instó al gobierno a tomar medidas adicionales.
“Es muy importante cambiar el método para ajustar las prestaciones en línea con el aumento en el estándar de vida y no sólo en función de la inflación”, dijo. “El aumento en el salario mínimo está contribuyendo mucho a mejorar la situación social”.
El Comité de Finanzas del Knéset restauró un subsidio que el gobierno había estado pagando a los hombres ultraortodoxos que estudian a tiempo completo de 1.040 shékels al mes y extendió los beneficios para los estudiantes necesitados en las instituciones seculares. La asignación había sido anulada hace un año después de que el Tribunal Superior de Justicia dijo que era discriminatorio porque se les daba únicamente a los haredim.
En cualquier caso, la tasa de pobreza de los judíos ultra-ortodoxos ha ido disminuyendo a medida que más hombres abandonan una vida de estudios para incorporarse al mercado de trabajo. Las mujeres árabes, otro grupo que ha tenido tradicionalmente una baja tasa de participación en la fuerza de trabajo, también se incorporaron de manera efectiva en la tasa de empleo. Los salarios de los hombres y las mujeres árabes subieron, dijo la NII.
Pero aún cuando la pobreza haya disminuido y el empleo aumentara, la pobreza de las familias con un sólo miembro de familia en el campo laboral aumentó al 25,9% el año 2015 del 25,4%, según el informe. Incluso entre las familias con dos ingresos, la tasa se elevó al 5,6% en 2016 al 4,6% en 2001 y sólo el 2% al comienzo de la década de 2000.
Además, la tasa de pobreza de Israel continuó siendo muy superior a la media de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que se cuentan entre los más ricos del mundo.
Antes de tomar en cuenta el impacto de los subsidios del gobierno y los impuestos, la tasa de pobreza en Israel era del 26,8%, utilizando medidas ligeramente diferentes de la del NII. Eso fue de dos puntos porcentuales menos que la media de los países de la OCDE, pero aún están entre los más altos.
Donde Israel tiene las peores tarifas, sin embargo, es en la contribución de la ayuda del gobierno por la lucha contra la pobreza. Después de tener en cuenta las autorizaciones y los impuestos, la tasa de pobreza de Israel se redujo a 19,6% en 2015, pero la media de los países de OEC fue sólo del 11,5%.
La NII advirtió que la desigualdad en Israel se redujo el último año, con un índice de Gini de Israel declinando en un 1,6%.

1 Comentario

  1. No se hagan mucho problema por árabes israelíes, la mayoría de ellos tienen su sustento de modo oculto o como se dice “en negro”; de este modo también reciben el dinero de Bituaj Leumi, y entre otras cosas que tampoco pagan impuestos (ya que los disfrazan).

    Es una rareza ver a un haredí en las filas de Bituaj, solamente aquellos que trabajan bajo dependencia y por lo general cumplen con su labor por que es mitzvá positiva cuidar los intereses del dueño y proteger su parnasá (sustento). Luego están los independientes que están anotados y son una amplia mayoría, como también tenemos a los desempleados verdaderos, los que no reúnen las condiciones de edad, capacidad, instrucción, fuerza física o impedimentos normales por la edad y también por discapacidades de diferente tipo.

    También, aquellos que dejaron sus estudios por no tener dinero suficiente para pagarlos o la dificultad de conseguir una beca o por que no tienen trabajo. Sin embargo siempre son muchos menos proporcionalmente, que los árabes quienes viven de la ayuda monetaria y social. Personalmente he visto más árabes que judíos en las colas de bituaj leumi, y mucho más en la parte de exenciones por salud e imposibilidades. En esto atestiguo personalmente que para un mismo malestar el trato es más o menos normal para un laico, para el árabe es mayor, para que la gente no diga que son tratados mal y en la mayoría de los casos por temor a las reacciones amenazadoras.

    Por ultimo nos quedan los haredim que son revisados extremadamente y con lupa, y en muchos casos son rechazados sin ningún motivo y ojo que estoy hablando para comparar en una misma dolencia o incapacidad. En mis todas investigaciones y opiniones, por cuestiones laborales me hagan falta, efectúo vídeos, grabaciones sonoras y las guardo también encriptadas en un driver online para no perderlas y desde luego mis opiniones son siempre puestas en facebook en todos los casos como por ejemplo lo que acabo de escribir, salvando la pantalla y/o imprimiéndola. Lo importante siempre es tener archivado estas cosas pues nadie sabe cuando lo necesitará, o luego digan que dije algo diferente. Por ejemplo cuando contesto a un antisemita, a un de los que se auto-nombran como palestinos, nazis, periódicos tendenciosos, políticas disonantes, ya sean de religiosos o de laicos. Sin descontar a aquellos que autodenominen como socialistas modernos y al final son anti judíos o acosadores.

Dejar respuesta