20.000 trabajadores chinos para el sector de la construcción

10
965

Pekín y Jerusalén cerrarían acuerdo en China
Pekín y Jerusalén están atravesando la etapa final de un acuerdo que permitiría  la entrada a 20.000 trabajadores de la construcción chinos a Israel en los próximos años, dijo el ministro de Finanzas Moshé Kahlon. Los trabajadores llegarían en varios grupos, los primeros 4.000 trabajadores serían recibidos dentro de los próximos seis meses.
Kahlon hizo el anuncio durante en una reunión con los ejecutivos de la construcción israelíes. Para sellar el acuerdo una delegación israelí viajó a China, incluyendo al director del ministerio de Finanzas, Avigdor Yitzhaki y al director general del ministerio de Construcción y Vivienda, Asher Armoni.
Se espera que el proyecto se complete en los próximos días, este es el segundo viaje a China de Yitzhaki en las pasadas dos semanas. El acuerdo final necesitará la aprobación de los gobiernos de Israel y de China.
El acuerdo es consecuencia de varios años de trabajo en Jerusalén. Beijing estaba reacio en el pasado pero ahora parece estar interesado en el acuerdo que rechazaron hace dos años atrás.
Presumiblemente esto socava un esfuerzo previo de dejar a las empresas de construcción extranjeras operar en Israel. Israel había apoyado ese esfuerzo como otra forma de atraer a trabajadores de la construcción extranjeros, después de no poder firmar un acuerdo con China.
Actualmente 9.500 trabajadores extranjeros trabajan en Israel, en el sector de la construcción, incluyendo 3.500 chinos. Las empresas de la construcción consideran a los trabajadores chinos como particularmente hábiles y eficientes.
Los trabajadores chinos ganaban el año pasado un salario promedio de 24.000 shékels (6.220 dólares), más del doble del salario medio de Israel.
Otros trabajadores de la construcción son de Moldavia, Turquía, Bulgaria y Rumania y la industria de la construcción emplea a miles de palestinos de Cisjordania.
Desde el 2011 hubo dos maneras legales para que los trabajadores de la construcción sean empleados en Israel, a través de acuerdos bilaterales y a través de empresas de construcción extranjeras. Estas medidas se han legislado para prevenir abusos de los trabajadores extranjeros.
Sin embargo, los trabajadores chinos actualmente en Israel son anteriores a estos acuerdos y se emplean de forma independiente. Se suponía originalmente para ser utilizado sólo por cinco años, pero se extendieron sus permisos debido a la escasez de mano de obra.

10 Comentarios

    • `Dani si hay necesidad de importar mano de obra significa que la poblacion judia no la satisface y hay mucha desconfianza (y con razon) hacia los palestinos (o “arabes israelies”) que tradicionalmente hicieron esos trabajos, el error tal vez (de acuerdo a mi modo de pensar) es que no se preparo a la poblacion judia para estos trabajos

  1. Es una decisión muy inteligente , entrar trabajadores chinos , con un contrato por varios años, cobrando mas que en su país de origen y luego retornan al mismo. Y es un aviso a navegantes, los palestinos no pueden estar a las duras y a las maduras, o os comportáis como ciudadanos en un país democrático o os quedáis sin trabajo, así de sencillo, y este mensaje lo entenderán perfectamente.

Dejar respuesta