120 Herzls se reúnen en Herzlía

5
1437
Foto Twitter - Or Ravid

Antes del 120 aniversario del Primer Congreso Sionista que Theodor Herzl organizó en Suiza, 120 hombres y mujeres llamados “Herzl” en su homenaje se reunieron en la ciudad de Herzlía para celebrar su legado.
El 29 de agosto de 1897, Herzl, un periodista que nació en lo que hoy es Hungría, convocó en la ciudad de Basilea unos 200 participantes de 17 países, entre ellos 69 delegados de diversas sociedades sionistas. La reunión, la primera de su tipo en términos de escala, es ampliamente considerada como un hito en el esfuerzo por crear un estado judío.
Para honrar su contribución al establecimiento del Estado de Israel en 1948, se organizó una foto de grupo para los 120 hombres y mujeres nombrados Herzl en la Casa de la Fuerza Aérea de Israel en la ciudad costera de Herzlía, cuyo nombre también es un homenaje a Herzl.
Entre los fotografiados estaba Herzl Bodinger, ex comandante de la Fuerza Aérea de Israel. Declaró a la Radio del Ejército que mientras sus padres lo nombraron en honor del activista sionista, también fue el nombre de su abuelo paterno, que “desapareció en Rumania durante la guerra” y se presume que fue asesinado en el Holocausto.
El padre de Bodinger emigró a pre-estado de Israel en 1933, donde se casó con una mujer judía de la India. El tío Sammy de Bodinger se quedó en Rumania y también nombró Herzl, a su hijo primogénito. Tanto el tío como su hijo emigraron a Israel en los años sesenta. Bodinger dijo que su primo también estaba en la sesión fotográfica en Herzlía.
Resumiendo el evento que organizó, Herzl escribió en su diario: “En Basilea fundé el Estado judío. Si dijera esto en voz alta hoy, se me reiría todo el mundo. En cinco años quizás, y ciertamente en cincuenta años, todos lo percibirán”.
El Ministerio de Relaciones Exteriores lanzó una campaña a principios de este mes en las redes sociales para celebrar el 120 aniversario. Se creó una cuenta en Twitter llamada @ HerzlTweets, que cuenta con citas por el periodista visionario.
Herzl no tiene descendientes directos hoy. Su único nieto se suicidó en 1946.

5 Comentarios

  1. ja ja ja el mundo no odia y yo despus de vivir casi 30 anios aqui creo ue el mundo tiene razon !!! no nos merecemos este estado ni ninguno !!!

  2. El auto-odio o el odio hacia el judìo o Israel, tanto por judìos como no-judìos, constituyen un entuerto invencible a la razòn y al corazòn.Nadie es perfecto, pero muchas personas evidentemente necesitarìan un GPS(sistema de posicionamiento global) o brùjula, a los fines de poder clarificar ideas, relaciones y su vìnculo con el judaìsmo.Obvio, y lamentablemente, en tantas ocasiones debemos darnos por vencidos, ya que muchos de estos individuos lamentablemente son casos irrecuperables.
    Propongo, intentar continuar en positivo.